Amufor

75 municipios y dos Diputaciones provinciales suman fuerzas en defensa del mundo rural

Asociacion de Municipios Forestales de la Comunidad Valenciana

La Asociación de Municipios Forestales de la Comunitat Valenciana, Amufor, celebra el Día Mundial del Medioambiente con una reivindicación clara: la defensa del mundo rural y su importante papel a la hora de preservar los ecosistemas forestales. Para ello, Amufor pone el foco en dos de los grandes problemas que sufren las poblaciones rurales. Uno de ellos es el despoblamiento en estas zonas, y el otro, la creciente amenaza de sufrir grandes incendios forestales.

A este respecto, la presidenta de Amufor, Consuelo Alfonso, indica que “creemos firmemente en la necesidad de que la sociedad se empodere para tomar parte en los problemas existentes en el medioambiente, los cuales repercuten en la gestión forestal, siendo el canal más directo para ello las administraciones locales más próximas al ciudadano”.

Amufor, que reúne a 75 municipios y 2 Diputaciones provinciales, nació en 2006 con el objetivo de representar y defender los intereses comunes de la propiedad forestal municipal. Amufor lleva a la U.E soluciones a estas problemáticas participando en proyectos europeos, actualmente mediante el proyecto Interreg SUDOE REMAS, cuyo objetivo es cuantificar el riesgo de emisión de carbono a la atmósfera tras un incendio forestal. La iniciativa nace para buscar soluciones a uno de los graves problemas que sufre el mundo rural como son los incendios forestales. Desde la asociación se recuerda que el fuego que asola los bosques es una perturbación natural, aunque se matiza que “debido a los palpables efectos del cambio climático, los incendios se están produciendo con mayor recurrencia durante las últimas décadas”.

En este sentido, el presidente de Plataforma Forestal Valenciana, Rafael Delgado, indica que “la gestión forestal sostenible es lo que va a garantizar la persistencia y la sostenibilidad en el tiempo de nuestros espacios naturales. Para que esta se considere sostenible, se debe apuntalar sobre tres vertientes: la social, la ambiental y la económica. Si alguno de estos pilares no se considera, no se puede hablar de sostenibilidad”. “Así pues, se cumple el principio de que no hay conservación sin gestión y viceversa”, concluye Delgado.

Por otro lado, el proceso de éxodo de la población rural a las zonas urbanas en busca de una mejor calidad de vida que dio comienzo en la década de los años 60 unido a la baja rentabilidad de los aprovechamientos agroforestales, supuso el abandono de la gestión de los montes y de los cultivos. Debido a ello, la superficie forestal ha experimentado un considerable crecimiento, a razón de 4.000 hectáreas al año. Esta circunstancia, unida a la escasa gestión forestal y en el contexto de cambio climático, contribuye a retroalimentar el problema de los incendios forestales. Dos Diputaciones provinciales se han adherido a la asociación, primero la de Alicante y recientemente la de Castellón. El diputado de Medioambiente de Alicante, Miguel Ángel Sánchez destaca “ es clave el papel de la ciudadanía en la lucha contra el cambio climático” y la Diputada del Medio Natural de la Diputación de Castellón, María Jiménez, indica que “somos una provincia con un marcado carácter forestal, es la segunda más montañosa de España y la más despoblada de la Comunidad Valenciana. Así pues, una manera de contribuir a revertir esta dramática situación es que la sociedad civil se integre en ese elenco que lideran las administraciones locales mediante enfoques de abajo hacia arriba de la mano de entidades como AMUFOR, que permiten articular el engranaje necesario materializar los objetivos en pro del medio ambiente”